Tratamientos de ojeras

Causa de las ojeras

Gracias a su eficacia, el ácido hialurónico es uno de los tratamientos estéticos más populares para eliminar ojeras hundidas.

Las ojeras dan un aspecto cansado en la mirada, por lo que son una de las mayores preocupaciones estéticas. Por suerte, actualmente se pueden quitar las ojeras sin cirugía.

Para reducir las ojeras se suele utilizar el relleno con ácido hialurónico, una molécula presente en la piel que favorece la elasticidad y nos permite lucir un aspecto más joven.

Descubre qué es el ácido hialurónico y en qué consiste el tratamiento para eliminar las ojeras.

¿Qué es el ácido hialurónico y cómo se aplica en un tratamiento antiojeras?

El ácido hialurónico es un polisacárido que se encuentra de forma natural en el organismo. Su función es proporcionar soporte e hidratación a la piel. Con el paso de los años el cuerpo produce menos ácido hialurónico y, con ello, disminuye la hidratación, se pierde volumen y aparecen arrugas y surcos.

Ha ganado popularidad en las últimas décadas gracias a su utilización en cosméticos. En medicina estética el ácido hialurónico se utiliza en los tratamientos antiojeras por su capacidad para hidratar, reducir arrugas y surcos y aportar volumen.

Destaca por su capacidad para retener la hidratación en la piel, hasta mil veces su peso en agua. Como la piel del contorno de ojos es muy fina, se beneficia especialmente del ácido hialurónico.

Además, el uso del ácido hialurónico en el tratamiento antiojeras estimula la producción de colágeno y elastina, de modo que aunque los tratamientos tengan una duración limitada, deja una mejoría a su paso tras la reabsorción.

¿Cuáles son los beneficios del ácido hialurónico?

  • Hidratación de la piel.
  • Función antioxidante.
  • Mejora la circulación de la zona de los ojos.
  • Tensa la piel, rellenando las arrugas.
  • Reduce el surco de la ojera, acabando con las ojeras hundidas.
  • Atenúa el oscurecimiento de la ojera.

¿Bótox o ácido hialurónico?

Muchas personas confunden bótox y ácido hialurónico, puesto que son las sustancias más utilizadas en medicina estética.

El bótox o toxina botulínica sirve para relajar los músculos y corregir arrugas dinámicas, como las líneas de expresión. El ácido hialurónico, en cambio, sirve para aportar volumen y rellenar surcos y arrugas.

Por eso, el tratamiento antiojeras más indicado y contrastado es el relleno con ácido hialurónico. No obstante, en ocasiones se combinan levantando la mirada con la utilización de bótox en la zona superior del contorno de ojos y eliminando las ojeras con ácido hialurónico.

Una solución mínimamente invasiva

Relleno de ojeras con ácido hialurónico

Aunque muchos cosméticos contienen ácido hialurónico, solo mediante tratamientos de relleno con ácido hialurónico podemos conseguir que penetre en las capas más profundas de la piel.

El tratamiento antiojeras con ácido hialurónico es el menos invasivo para reducir las ojeras con un efecto casi inmediato para rejuvenecer la mirada y recuperar la elasticidad.

Dado que la piel del contorno de ojos es más fina, con los años pueden aparecer ojeras oscuras y hundidas.

El relleno con ácido hialurónico recupera el volumen proyectando los planos hundidos, fomentando la producción de colágeno y atenuando el tono para acabar con el efecto de mirada cansada.

Es importante tener en cuenta que el ácido hialurónico no es despigmentante, pero al rellenar la ojera y engrosar la piel del contorno de ojos, consigue atenuar las ojeras oscuras.

El tratamiento de ojeras con ácido hialurónico está indicado para distintos tipos de ojeras, tanto en hombres como mujeres, especialmente en aquellas que no presentan bolsas. Por eso, es el tratamiento más utilizado en la actualidad para quitar las ojeras.

Y ¿a qué edad se puede realizar el tratamiento antiojeras? Simplemente cuando puedas apreciarlas y quieras eliminarlas, aunque es preferible evitar que estén ya muy marcadas.

¿Cómo se utiliza el ácido hialurónico para eliminar ojeras?

El tratamiento para eliminar las ojeras consiste en inyectar ácido hialurónico en la zona para rellenar el hundimiento y fomentar la producción de colágeno.

El proceso tiene una duración de aproximadamente 20 minutos. El médico introduce el relleno bajo la superficie de la piel y posteriormente realiza un suave masaje para distribuir el producto y asegurar que permanezca en el lugar correcto.

¿Qué riesgos tiene el relleno de ojeras con ácido hialurónico?

El ácido hialurónico se utiliza desde hace décadas en medicina estética, por lo que su eficacia y seguridad está sobradamente contrastada. Como es un componente de tu piel el tratamiento es muy seguro y las reacciones alérgicas son muy inusuales.

Es fundamental acudir a un buen profesional que trabaje con productos específicos y de alta calidad, como el tratamiento desarrollado por Teoxane para combatir las ojeras, un relleno de última generación específicamente diseñado para esta zona.

El tratamiento antiojeras es prácticamente indoloro y no necesita anestesia. En definitiva, el ácido hialurónico para eliminar las ojeras ofrece grandes beneficios y el riesgo es mínimo.

Resultados tras el tratamiento antiojeras.

Los resultados de la eliminación de ojeras con ácido hialurónico dependen del tipo de ojera y la cantidad de ácido hialurónico utilizada. Esto último depende siempre del profesional, por lo que es importante acudir a profesionales expertos para un resultado óptimo.

Los resultados del tratamiento antiojeras con ácido hialurónico son casi instantáneos y se pueden apreciar en una sola sesión. No obstante, en casos muy severos puede ser necesaria alguna más.

El efecto final es una mirada rejuvenecida y vital. La duración del relleno de ojeras con ácido hialurónico oscila entre los 12 y los 24 meses, aunque también influyen el estado de la ojera y los hábitos del paciente. Al ser una sustancia biocompatible se reabsorbe progresivamente con el tiempo.

Los rellenos con lidocaína, como el de Teoxane, pueden durar hasta 24 meses y hacen que las inyecciones resulten más cómodas.

Las claves del tratamiento antiojeras.

  1. Elimina las ojeras sin cirugía. El tratamiento antiojeras con ácido hialurónico es el menos invasivo para reducir las ojeras.
  2. Hidrata el contorno de ojos. El ácido hialurónico retiene hasta mil veces su peso en agua.
  3. Rellena las ojeras hundidas. Aporta el volumen perdido devolviendo la juventud a la mirada.
  4. Recupera la elasticidad. El tratamiento antiojeras favorece la producción de colágeno en la zona del contorno de ojos.
  5. Bajo riesgo. Como el ácido hialurónico se encuentra en nuestro organismo, presenta un bajo índice de rechazo.
  6. Rápido. Se realiza en apenas 20 minutos aproximadamente y permite reincorporarse a las actividades cotidianas.
  7. Indoloro. Es un tratamiento mínimamente molesto y no se necesita anestesia.
  8. Eficaz. Los resultados son visibles al instante, eliminando el efecto de «mirada cansada».
  9. Resultados duraderos. Los efectos del tratamiento antiojeras se mantienen entre 12 y 24 meses.